Montserrat, cruce de GR’s

Montserrat

Montserrat es un lugar al que hay que ir, tanto si nos referimos a la montaña, como si hablamos del monasterio del mismo nombre, al menos una vez en la vida.

Para acceder al monasterio podemos hacerlo de varias formas… a saber, por carretera, en tren y teleférico, en cremallera, a pie…

Evidentemente puedes llegar también en parapente o de rodillas pero eso ya es más de suertudos o acérrimos penitentes.

Por supuesto, lo que a nosotros nos interesa son las diversas formas de llegar a Montserrat andando.

No es de extrañar, que al ser un lugar destacado en la geografía catalana, se pueda acceder a él de diversas formas y a través de varios caminos.

¿Sabíais que hay diversos GR’s que tienen como final de trayecto el santuario de Montserrat?

Skyline de Montserrat

GR 6 – Barcelona – Montserrat

Sale de Barcelona para, cruzando la Sierra de Collserola y tras pasar por Sant Cugat del Vallés y Rubí llegar a Olesa de Montserrat acompañando durante parte del trayecto el curso del río Llobregat. Una vez al pie de la montaña se inicia la ascensión final.

GR 96 – Camí Romeu – Montserrat

Con una distancia similar al anterior y atravesando también la Sierra de Collserola, en esta ocasión se cruzan las localidades de Terrassa, Rubí, Vacarisses y Monistrol para iniciar por un camino distinto al anterior la ascensión al monasterio.

GR 4 – Puigcerdà – Montserrat

Este GR triplica en número de km’s a los dos anteriores, pero seguro que también lo hace en número de sensaciones y parajes inmejorables.

Partiendo desde la comarca de la Cerdanya, en plena frontera entre Francia y España nos permitirá disfrutar de numerosos parajes que bien merecen unos días de nuestras vacaciones… Puigcerdà, Alp, La Pobla de l’Illet, Sant Romà de la Clusa… doy fe de que cada uno de ellos se merece una oportunidad.

La subida a Montserrat se realiza por un camino distinto de los otros dos GR’s.

Vista de Monistrol durante la ascensión
Vista de Monistrol durante la ascensión

¿Como muestra de GR’s que finalizan en Montserrat no está mal no?, pero si somos atrevidos y queremos que Montserrat sea únicamente un lugar de paso o bordearla para tenerla siempre presente, podremos tomar otros muchos senderos. Como ejemplo…

GR 172 – En su etapa 8, que tiene el final en Montserrat, nos dará la opción de disfrutar del santuario a la vez que obtenemos el merecido descanso.

GR 5 – En su etapa 4, que también finaliza en Montserrat obtendremos la dicha de los Dioses al poder contemplar las impresionantes vistas desde las inmediaciones del santuario.

En cualquiera de estas situaciones, nada ni nadie nos evitará tener que sortear los casi 600 metros de desnivel que hay desde la base de la montaña… ¿te apetece? la recompensa vale la pena.

Si para ti un GR en solitario no entra en tus planes, por el motivo que sea, aprovecha cualquier convocatoria que realizan las numerosas entidades de montañismo de las diferentes localidades catalanas de los alrededores, en las que muchas de ellas tienen como punto final Montserrat.

Yo misma he utilizado esta última opción durante dos años consecutivos… el año que viene, la intención es ‘atacar’ en solitario alguno de estos GR’s .

Nuevos retos que mantienen el alma despierta y la razón a unos niveles de coherencia asumibles.

Montserrat, en cualquiera de sus variantes, no defrauda.

Palabra de gerrerista.

Deja un comentario