El botiquín de senderismo: qué llevar – Senderismo responsable (III)

Compartir es vivirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this pageEmail this to someone

Los riesgos que corren los senderistas en la práctica de este deporte dependen mucho de su nivel de preparación y de la zona por la que vayan a transitar. Muchos de ellos, como Luis, llevan consigo lo mínimo en caso de emergencia por cuestiones de peso y espacio, sobre todo si van a recorrer grandes distancias. Sin embargo, es conveniente llevar un botiquín de montaña si salimos a hacer senderismo porque más vale prevenir que curar.

El problema reside en que muchas veces no sabemos qué llevar. El peso y el volumen del botiquín dependerán de varios factores como el número de personas que viajen, el tiempo que se vaya a invertir en completar la travesía, el entrenamiento sanitario que tengan los participantes y lo aislado que esté el sendero de zonas pobladas o municipios.

Hay que recordar que gran parte de las zonas por las que transitan los senderistas son de difícil acceso a los equipos de rescate, por  lo que es fácil que desde que ocurra el altercado hasta que consigamos ayuda pase bastante tiempo. Si llevamos lo necesario podemos llegar a concluir la travesía sin problemas y recibir la atención necesaria a la llegada a la próxima población. Además, es muy importante revisar periódicamente el contenido de nuestro botiquín para retirar los materiales caducados o deteriorados.

Existen botiquines que se venden preparados pero, en general, no merecen la pena. Algunos recomiendan los de Salewa aunque siempre es mejor hacérselo uno mismo con lo que considere.

Pese a que siempre es mejor contar con conocimientos básicos de primeros auxilios y es recomendable dar algún cursillo de los que imparte la Cruz Roja Española (CRE), a continuación detallamos el contenido que la CRE recomienda llevar en el botiquín de montaña:

  • Varios guantes estériles desechables: si son de nitrilo mejor por si alguien es alérgico al látex. Sirven sobre todo si se producen heridas o si debe haber contacto con fluidos.
  • Dos mantas térmicas: deberemos poner el color dorado por fuera si queremos mantener el calor del herido y el plateado si lo que queremos es que pierda calor.
  • Dos paquetes de gasas: cada paquete contiene varias y si se quiere ser más precavido se puede añadir un par de paquetes de compresas que son más grandes y sirven para otro tipo de heridas.
  • Gasa vaselinada cicatrizante: lo más fácil es comprar apósitos de Lynitul que sirven para quemaduras y rozaduras. Si se utiliza vaselina habrá que ir con cuidado porque no todas son válidas para cicatrizar.
  • Varias vendas normales (blancas) y alguna venda elástica adhesiva o no para inmovilizar.
  • Esparadrapo de tela y tijeras
  • Antiséptico: Betadine o su sustituto si se es alérgico  
  • Dos bolsas de hielo químico: con un golpe se transforma en hielo  y sirve para las picaduras de serpiente y las lesiones
  • Repelente de insectos: hay quien además lleva lápices de amoníaco para las picaduras
  • Suero oral para caso de diarrea y deshidratación
  • Tiritas de diversos tamaños
  • Medicación: solo la de uso particular. Es preferible no dar ni una aspirina a alguien si no sabemos lo que le puede ocurrir. En caso de fiebre o dolor es mejor llevar Paracetamol

Hasta aquí los materiales más básicos. Además, si se hace senderismo con perros habrá que incluir algún extra en el botiquín como crema para proteger y tratar las almohadillas del animal que son la parte más sensible en la práctica del senderismo.

Por último, existen recomendaciones adicionales que dependerán de cada uno y del peso que se pueda llevar. Sistemacentral.net incluye entre sus sugerencias el siguiente material:

  • Paquete de puntos de sutura de papel: para pequeñas heridas que presenten un corte profundo sin llegar a necesitar la sutura de hilo
  • Paquete de parches para ampollas (Compeed)
  • Tres ampollas de suero fisiológico monodosis: que tiene el mismo efecto que el agua destilada y se usa para la limpieza de la zona antes de la aplicación del Betadine.
  • Tres antihistamínicos
  • Tres antidiarreicos
  • Tres pastillas de glucosa
  • Dos depresores de lengua (el palito del doctor) para la inmovilización de dedos, o tres dependiendo de la actividad
  • Un botecito de carrete fotográfico relleno de alguna pomada analgésica y otro con una pomada antiinflamatoria

Compartir es vivirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this pageEmail this to someone

Deja un comentario