Senderismo, una majadería saludable

Grupo de senderistas por pista forestal

Durante años sostener que el senderismo es una práctica saludable, no sólo como medida preventiva de enfermedades, sino como herramienta terapéutica en múltiples patologías, ha conllevado al enunciante el inmediato trato de majadero por su interlocutor por su “escasa base científica”. Bien, el tiempo se ha encargado de desvelar que la estulticia recaía del lado de los alópatas más recalcitrantes.

El equipo del programa Sèlvans, que trabaja para establecer en Cataluña una red de bosques terapéuticos, en colaboración con el Institut de Medi Ambient de la Universitat de Girona, ha comprobado que un paseo entre árboles centenarios no sólo mejora el estado de ánimo de las personas, sino que fortalece el sistema inmunitario.

Tras el impulso inicial llevado a cabo por la fundación Acciónatura, el programa trabaja por la preservación de los bosques más maduros, formados por árboles centenarios, desde su vinculación con la investigación y la terapia. Así, la médico de familia Cristina Oriol, experta en investigación de bosques y salud e integrante del equipo, afirma que “la inmersión en un bosque de estas características reduce la tensión arterial, baja la frecuencia cardíaca, activa el sistema nervioso parasimpático (que estimula las funciones restauradoras del organismo) y desactiva el simpático (que nos prepara para la acción, como la lucha o la huida)”.

Asimismo, el estudio de los psicólogos Ruth Ann Atchley, David L. Strayer y Paul Atchley Creativity in the Wild, realizado en 2012, concluyó que la creatividad de los participantes en el experimento se disparaba tras cuatro días de desconexión en la naturaleza y sin acceso a la tecnología. Y hace ya 2 años que el New York Times se hizo eco del estudio que la National Academy of Sciences publicó en 2015 sobre los efectos en el cerebro que provoca una experiencia en la naturaleza de apenas 90 minutos.

Ahora, gerreristas, sólo tenéis que echar cuentas y cuadrar vuestros calendarios de trabajo y tiempo libre para que los senderos de gran recorrido formen parte de vuestra rutina vital.

Deja un comentario