Botas de montaña ¿clásicas o modernas?

Botas clasicas y modernas de frente
Compartir es vivirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this pageEmail this to someone

Mucho ha cambiado desde que Hillary alcanzó el Everest. Sobre todo si hablamos en equipamiento de montaña. Podemos hablar desde las chaquetas, a camisas interiores, pantalones, piolets, crampones, cuerdas, mosquetones etc…

Pero hoy os hablo de las botas, nuestras amigas las botas de montaña. Para mí existen dos tendencias claras: aquellas marcas que tienden a innovar buscando materiales y nuevas formas de conseguir mejor impermeabilidad, comodidad, aislamiento térmico, y aquellas que siguen con el modelo clásico de montaña mejorando su resistencia, comodidad y durabilidad.

Cuando hoy quiero hablaros de estos dos tipos de botas, lo que quiero es hablaros de mis impresiones, ya que dispongo de ambos tipos de botas y he realizado algunas pruebas con ellas.

Mis botas clásicas de piel realizadas a mano y a mi medida son botas duras, muy duras en sus primeras salidas. Hay trucos para amoldarlas que más tarde comentaremos; sin embargo aguantan desde una carretera a subir por la montaña, desde un sendero de largo recorrido a una salida de fin de semana.

La bota moderna es mucho mas técnica, y no suelo utilizarla salvo para lo que está diseñada: grandes salidas con nieve y frío, mucho frío; pues se trata de una bota de alta montaña rígida e impermeable.

La duda que surge es qué pasaría si en una ruta de alta montaña me llevara mis botas clásicas.

  • Botas clasicas y modernas de lado
    Fotografía de Luis Albaladejo

Lo primero es poder impermeabilizarlas. La piel aguanta bien durante un tiempo, pero conforme va adquiriendo agua termina por mojarte los pies, casi como cualquier otra bota gore-tex. La diferencia es el tiempo que tardas en llegar a este punto del pie mojado; al menos en mi experiencia.

Yo la bota clásica la impermeabilizo con aceite de ricino, comprado en farmacia, y el resultado es una bota 100% impermeable y duradera. El aceite permite que la piel no se parta y le otorga más flexibilidad. Otros utilizan grasa de caballo, que viene a ser lo mismo. Esto ya es gusto del consumidor. Yo prefiero el aceite, que es lo que se usaba en el pirineo antiguamente para tratar las pieles.

Con una bota de piel 100% impermeabilizada he realizado rutas en la nieve, eso sí, con pantalones de esquí y con la bota protegida a la altura de la caña para evitar la entrada de nieve. Y el resultado ha sido 100% óptimo. La misma ruta la he realizado con la bota de alta montaña y el resultado siempre ha sido 100% óptimo.

Ventajas de la bota clásica:

– Durabilidad en la impermeabilidad.
– Durabilidad de la bota en la piel.
– Flexibilidad en recorridos y terrenos.
– Puedes cambiar siempre la suela

Desventajas de la bota clásica:

– Menos aislamiento térmico.
– Incapacidad de usar crampones modernos.
– Tratamiento de la bota.
– Olor de la bota con el tratamiento.

Ventajas de la bota moderna:

– Aislamiento Térmico.
– Capacidad de usar crampones modernos.
– Si el modelo lo ofrece: capacidad de cambiar suela.
– Suelas más desarrolladas y con mejor absorción al impacto.

Desventajas de la bota moderna:

– No vale para todos los terrenos.
– Uso de Gore-Tex, que con el tiempo perderá sus propiedades.
– Peso.

Conclusión: Para un GR opto por mis botas artesanas de piel de toda la vida. La razón es tener flexibilidad. En un GR hoy estás a 2000 metros de altitud y mañana estás por una carretera a 300 m de altitud, y no puedes llevar de todo para todo.

Para salidas de alta montaña me llevaré las botas modernas, ya que podré adaptarle los crampones en caso necesario. Y si es invierno, mejor. Ambas son soluciones perfectas para momentos perfectos para ellas. Cosa que no ocurre siempre.

Compartir es vivirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this pageEmail this to someone

7 comentarios

  1. javier rios dice: Responder

    Gracias por tu aporte, me és de gran ayuda. un abrazo

  2. Pues no estoy de acuerdo.
    Para un GR es mejor utilizar botas de trekking de cierta calidad. Estas son ligeras, poco peso, mejor diseño y ergonomía, buen aislamiento, buena suela, mejor transpiración, resisten al agua (hasta cierto punto, como todas), sujetan bien el tobillo, amortiguan el taloneo, mejoran la impulsion, etc, etc.
    ! Ojo ! yo también tengo unas clásicas de cuero. Concretamente unas Kamet Enduro (hay es na) pero estas son para otra actividades. Actualmente apenas las uso.

    1. Luis Albaladejo dice: Responder

      Buenas Carlos, ¿en que no estas acuerdo? en post solo habla las diferencias de las botas clásicas y las modernas, y aplicado a un GR que es lo que hacemos por estos andares, resulta mas ventajoso la clásica, ya que aunque ganes peso te permite bastante flexibilidad. Yo cada vez huyo mas de lo moderno que le vamos hacer…

      1. En que unas clásicas de cuero son mejor para senderismo y yo creo que no lo son. Las botas actuales de calidad son muy completas para esta actividad por muchos motivos que arriba indique.
        En fin, son diferentes apreciaciones. Que cada uno úse las que le sean mas comodas.

        1. Luis Albaladejo dice: Responder

          Bueno mi experiencia haciendo GRs con botas Gore Tex no ha sido lo mejor ni por impermeabilidad ni por transpirabilidad

  3. les cuento que desde hace mucho he estado usando las botas clásicas pero de un tiempo para acá descubrí por un sitio web unas botas de montañas que me han tirado muy bien, en cuanto la calidad, comodidad y flexibilidad de las misma y mucho mas baratas que las clásicas.

  4. Pues si la verdad tu artículo realmente ayuda a distinguir porque uno tiene los dos tipos de botas. Eskerrikasko

Deja un comentario